En gran cantidad de sectores politicos, e tambien cientificos, se postula que la forma idonea de criar

Con al completo, el de mi?s grande temor que se presenta ante la oportunidad sobre que la pareja de homosexuales

a un chaval seri­a la casa clasica, compuesta por un padre desplazandolo hacia el pelo la origen heterosexuales. Sin embargo, inclusive que momento el desarrollo sobre un chaval se vera resentido si no crece en el seno sobre una familia aparentemente ideal?

Judith Rich Harris estudio a diferentes familias que, en California, a mediados de los anos de vida setenta, se agrupaban con formas sobre convivencia inhabituales. Algunas vivian en comunidades, diferentes eran parejas abiertas, etc. Su conclusion fue que las ninos eran tan inteligentes, sanos asi­ como emocionalmente equilibrados como las ninos criados en hogares normal.

adopte a un nino podri­a ser dicho crio pudiese Canjear de polaridad sexual o que se frustre sobre muchas forma el progreso sobre su identidad.

Diversos estudios empiricos realizados en EEUU concluyeron que los hijos a cargo sobre homosexuales citaron los mismos juguetes preferidos que los ninos a cargo sobre familias heterosexuales, asi como las mismos programas de tele y no ha transpirado las mismos heroes del celuloide. Los tests psicologicos corroboraron la asistencia sobre rasgos del sexo contrario en la misma grado que los demas ninos, y no ha transpirado no mas.

Tampoco hubo indicios sobre una de mi?s grande frecuencia de inclinaciones homosexuales

En un estudio mas presente y no ha transpirado mas trascendente, realizado por Patterson con 37 madres lesbianas sobre San Francisco, la generalidad de estas cuales tuvieron hijos por inseminacion artificial, tampoco hallaron trastornos apreciables de la personalidad ni problemas sobre comportamiento.

En uno de los tests destinado a calibrar la aptitud pedagogica en las estados peliagudas, las madres lesbianas puntuaron incluso mejor que las heterosexuales.

Tampoco se confirmo la sospecha de que las hijos sobre madres lesbianas perdieran el roce con los abuelos por la supuesta desaprobacion sobre estos ante el garbo de vida de la origen.

Los ninos fijan las referentes no solo en los padres sino ademas en bastantes otros elementos de su ambiente. Tambien, al contrario sobre lo que suele creerse, los padres no imprimen caracter a sus hijos en un momento decisivo (y si lo hacen, desprovisto recelo no seri­a por la por medio de educacional sino genetica).

Al apoyar determinados comportamientos en las ninos y otros variados en las ninas, las padres no se encuentran encarrilando los roles sexuales sobre sus hijos en direcciones fijadas de antemano. Las roles sexuales se encuentran fijados principalmente por la herencia genetica.

A traves de observaciones de la comportamiento de un genial cantidad de familias se ha verificado que en las modernos paises industrializados los padres no realizan demasiadas diferencias en cuanto al uso de los hijos y las hijas. Les dedican mas o menos el tiempo lapso asi­ como atenciones, y las premian o las disciplinan sobre iguales maneras. La ominosa diferencia solo Se Muestra en la ocasion sobre comprarles las prendas sobre vestir y las juguetes. Liga an esto argumenta Harris que igual comportamiento podria acontecer una reaccion pasiva a las demandas de las chicos “A lo preferible se limitan a darles lo que ellos piden.

A pesar de las teorias de Sigmund Freud, los ninos criados falto presencia sobre progenitor, por lo general, no dejan de hipervГ­nculo decisivo adquirir habitos viriles. Desplazandolo hacia el pelo las chicas criadas exclusivamente por lesbianas (a las que popularmente se les atribuye escasa feminidad), Generalmente no presentan el menor deficit sobre trazos femeninos.

Ademas se ha seguido la vida de ninos que, por su aspecto afeminado, han sido criados erroneamente como ninas. Todo el mundo ellos acabaron rechazando los nombres femeninos desplazandolo hacia el pelo la entidad femenina tan veloz igual que sus cuerpos les descubrieron la realidad biologica.

Enfoques tan aparentemente forjados por la cultura machista igual que “los varones no cocinamos” nunca solo se proporcionan en nuestra desarrollo. Parecidos comportamientos se detectan entre las indios yanomamos sobre la selva tropical brasilena u otras realidades culturales absolutamente ajenas a la nuestra. Lo que hace pensar que esos comportamientos nunca deben un origen cultural, o solo cultural, sino ademas biologico.

El psicologo Jens Asendorpf ademas ha senalado como fracasaron las intentos de los movimientos de igualacion de sexos sobre los anos sesenta desplazandolo hacia el pelo setenta

Las ninos ensenados a jugar con cocinitas esgrimian los cucharones a forma sobre pistolas, y las ninas mecian las coches sobre competiciones en miniatura como si fuesen el mas rosado y figurin sobre los munecos-bebe.